martes, 27 de febrero de 2007

Reencuentro

Un día cualquiera sin lugar definido ni marca en el calendario. Las palabras, las emociones, las preguntas y las lágrimas se quedan dentro, inmóviles al no saber su orden de salida. Y yo, después de dedicar mi vida a imaginar ese instante, simplemente muestro una sonrisa y me comporto como si te hubiera visto ayer...

1 comentario:

M.A. dijo...

Precioso. Creo que todo el mundo hemos pasado por una situación así alguna vez: esos sentimientos contenidos que salen a flor de piel...
Además, me ha recordado lo que sentía como Sr Julián el "El parque" :)
Gracias, Javi!!