lunes, 21 de julio de 2008

Dime

Dime que yo soy lo que necesitas, que me encontraste tras buscar.

Dime que dejarás que tus ojos me abracen, que tu boca me oiga y tus oídos me vean venir.

Dime, sin un sólo sonido, sin una sóla palabra, sin un sólo renglón... dime a través de la pupila, infalible detector de verdades, que cada uno de mis sentimientos son alojados entre nubes y enmarcados con cuidado en el portaretratos de tus recuerdos.

Dime que mis esfuerzos y mis horas en vela son recompensadas indirectamente por la justicia superior de tu alma. Dime que si alguna vez sentiste agitarse las paredes del mundo fue por mi culpa.

Dime que te hice llorar, dime que conseguí estremecerte, dime que me hubieras cruzado la cara o me hubieras devorado a besos. Dime que te pusiste las gafas de visión nocturna y te deslumbré. Dime que tus labios echan de menos el calor de mi piel y mis huesos tus abrazos.

Dime todo lo que yo te digo pidiéndote que me digas cosas. Dime que te robé una noche, dime que no existen las manijas, que ha desaparecido la salud, la razón, la higiene y el pudor. Dime que comprendes mis ruegos disfrazados de poesía. Dime que captas la magia que desprende el mendigo que te escribe. Dime que no importan los vehículos ni los horarios.

Dime que no existe amnesia en la construcción de nuestra historia. Dime que no necesitas explicaciones y que superas en conocimientos al manual de mis instrucciones. Dime que tienes matrícula de honor cum laude en la asignatura de mi cuerpo.

Dime algo a medias. Dime una letra. Dime una mentira. Dime lo que sea pero no me condenes a la insoportable tortura de enfrentarme a tu silencio.

3 comentarios:

Tatus dijo...

Muy bueno Javi... muy bueno...

Kermit dijo...

Un abrazo, tío. Anímate, que Alemunécar está cerca.

Paloma dijo...

Javiii...no se si es porque mientras te leo estoy escuchando a uno de estos cantautores tan moñas, o porque estoy sensible hoy, pero me ha hecho empañarme los ojos.
Precioso