jueves, 1 de mayo de 2008

111111

Es la cifra que marcaba esta mañana el cuentakilómetros de mi coche.

Y de pronto, me he entristecido al pensar que probablemente ya no me mostrará jamás otra cifra con todos los números iguales.

Lo efímero de los números. Lo efímero del tiempo. Lo efímero del teatro y de la vida.

Afortunadamente soy de esos que viven rodeados de intensidad e imaginación.

Afortunadamente sueño con contemplar el 222222.

2 comentarios:

Ptolomeo dijo...

Yo he llegado a ver el 333333... ten esperanza, enriquecete viajando.

Pd: ¿Tienes una vespa?

Tatus dijo...

Yo voy por los 256000 macho, así que puedes llegar perfectamente a los 222222... patience.. :)..