miércoles, 14 de marzo de 2007

Incomprendido

No sé en qué momento empecé a sentirme tan lejano, tan distante... Quizá todo tuvo que ver con mis dudas, con un camino que aún busco y que todavía no se presenta nada claro ante mis ojos. Me hablan de futuro, de seguridad, de lo que es normal y lo que no... de un porvenir, de responsabilidades... Puede que aún no sepa con certeza lo que quiero hacer, pero sé lo que no. No quiero ser infeliz. No quiero dedicar la mayor parte de mi tiempo, de mi vida, a hacer algo que no me gusta. Tengo sueños, ilusiones, esperanzas... no conozco el modo exacto de perseguirlas, pero sé que están ahí dentro, las puedo palpar... conozco mi interior y sé que tengo muchas cosas que crear, muchas cosas que mostrar, sensaciones a las que dar forma y transmitir... No soy ningún estúpido y sé que en muchas ocasiones hay que dar un poco el brazo a torcer cuando no queda más remedio, pero precisamente ahora no lo siento así pues vislumbro un camino que se abre...

Cuando la gente que más debería apoyarte cuestiona algo de un modo frívolo, cuando tergiversa cada palabra, cada segundo invertido de tu tiempo, cuando devuelven una fría mueca de interrogación en respuesta a una cálida sonrisa de ilusión... es entonces cuando sientes que se alejan irremediablemente de ti, que la soledad acecha en medio de un sitio inhóspito y necesitas un hombro en el que apoyar tu cabeza, unos brazos que te cubran fuertemente y una voz que te susurre al oído "Tranquilo, pequeño, todo va a ir bien"... Quiero volar lejos...tan lejos...

¿Tan equivocado estoy en todas las decisiones que tomo?. Siento que defraudo a la gente y lo único que intento es ubicarme y perseguir un sueño...

5 comentarios:

K is the Key dijo...

Hay algo muy cierto que dices.... "no quiero ser infeliz"...

Persigue esa meta... y ten fe en ti mismo y no te preocupes en la forma en komo llegas a la felicidad.. solo persíguela...

No importa kuantas trabas parezcan ponerte, ni tampoco kuanto te demores en konseguirlo. Muchas veces el camino no se ve klaro y uno parece no tomar decisiones korrectas... pero sigue, busca esa felicidad eskondida.

Kermit da Souza Faria dijo...

La época en que hay que dejar de luchar por los sueños es... nunca. Incluso cuando ni siquiera tú llegas a creer del todo en ellos, cuando te cuesta mantener en pie un mínimo de ilusión. Nunca hay que dejarlos de lado.

Javi, si finalmente tienes que dar tu brazo a torcer, piensa que siempre puedes dedicarte a levantar el país.

Steward dijo...

Yo te quiero tal como eres con tus rayadas, locuras, tristezas, alegrías... y sobre todo con tus sueños.
No dejes nunca de soñar, los que estamos cerca de ti intentaremos ayudarte a lograr tu sueño volando contigo.

Un abrazo muy muy fuerte

César
(otro que sueña)

M.A. dijo...

Yo creo q cada uno es como es y no hay q darle más vueltas. Si todos fuésemos iguales o nos comportásemos como se espera de nosotros, la vida sería muy sosa y aburrida.
Javi, yo te aprecio por cómo eres y no por cómo no eres(quitando tus tendencias futbolísticas,je,je =P).
Ah, y no dejes nunca de soñar, que es lo que nos hace estar vivos :D
PS: "Quien no intenta lo absurdo, jamás logrará lo imposible"

Tatus dijo...

Bueno, ya que ya hay varios comentarios incitándote a seguir soñando, que sé que lo harás, van unas palabras para intentar comprender a esos que te miran con duda e interrogación... Javi, cuánto más se quiere algo o a alguien, más cuesta dejarlo ir, dejarlo libre.. los que te quieren te miran de esa manera porque les da miedo que las cosas puedan irte mal.. es por sobre-protección, no porque no te quieran ni te comprendan.. un día lo hablamos con una cañita, que se me acaban las líneas :)